900 90 77 11 Teléfono gratuito de atención a víctimas y familiares info@asociaciondia.org

En caso de estar en una situación legal de desempleo y de estar inscrito como demandante de empleo en el Servicio Público Estatal de Empleo (SEPE) podremos solicitar diferentes prestaciones dependiendo del tiempo cotizado.

Prestación contributiva por desempleo y Subsidio de desemplo

Dentro del trabajo de asesoramiento que desarrollamos en nuestro PIL-Programa de Inclusión Laboral difundimos esta información de interés para las personas con diversidad funcional en situación de desempleo y hayan trabajado con anterioridad.

El derecho a una u otra prestación por desempleo dependerá del tiempo cotizado previo a su inscripción como demandante de empleo.

Si ha cotizado al menos 360 días, tendrá derecho a la prestación contributiva por desempleo y la base reguladora de la prestación es la media de la base de cotización los últimos 180 días cotizados. Y el importe de la prestación es el 70 % de la base reguladora durante los primeros 180 días de prestación y el 50 % a partir del día 181 hasta término del derecho al cobro de la misma.

Si ha cotizado menos de 360 días tendrá derecho al subsidio de desempleo en caso de no percibir rentas, en su importe bruto, de cualquier tipo superiores al 75 % del salario mínimo interprofesional, sin contar la parte proporcional de dos pagas extraordinarias.

El importe del subsidio será del 80 % del indicador público de renta de efectos múltiples (IPREM) y se cobrará en su parte proporcional en caso de haber trabajado en jornada parcial.

La duración del subsidio dependerá, además, de las responsabilidades familiares

Si tiene responsabilidades familiares:

  • Si no tiene responsabilidades familiares: 6 meses, si ha cotizado 6 o más meses.
  • En caso de tener responsabilidades familiares:

– 3, 4 o 5 meses, si ha cotizado 3, 4 o 5 meses, respectivamente.

– Si ha cotizado 6 o más meses, el derecho se reconocerá por seis meses prorrogables hasta los 21 meses.

 

Más información: Subsidio de desempleo en caso de mejora de incapacidad permanente

 

Renta Activa de Inserción

 

En caso de estar en situación de desempleo y no tener derecho a las anteriores ayudas, prestación contributiva o subsidio por desempleo, se puede optar a la solicitud de la Renta Activa de Inserción (RAI)

La Renta Activa de Inserción (RAI) se puede solicitar hasta en tres ocasiones en caso de ser menor de 65 años y mayor de 45 años (excepto en los casos de personas con discapacidad y víctimas de violencia de género o violencia doméstica), no tener derecho a la prestación contributiva ni al subsidio por desempleo y cumplir los siguientes requisitos:

  • Estar inscrito ininterrumpidamente en la oficina de empleo como demandante de empleo durante 12 o más, salvo en los casos de víctimas de violencia de género o violencia doméstica.
  • Carecer de ingresos mensuales brutos propios superiores al 75 % del salario mínimo interprofesional (SMI), excluida la parte proporcional de dos pagas extraordinarias.

En caso de tener cónyuge y/o hijos menores de 26 años o mayores con discapacidad, o menores acogidos, únicamente se entenderá cumplido el requisito de carencia de rentas cuando la suma de las rentas de la unidad familiar dividida por el número de miembros que la componen, no supera el 75 % del SMI, excluida la parte proporcional de dos pagas extraordinarias.

  • Para la solicitud de la RAI no se ha podido ser beneficiario de esta misma prestación en los 365 días naturales anteriores a la fecha de solicitud de admisión al programa, salvo en el caso de víctimas de violencia de género o violencia doméstica y personas con discapacidad, que podrán realizar la solicitud sin este periodo de carencia.

La cuantía mensual de la RAI es el 80 % del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) y la duración es de 11 meses con efectos del día siguiente a la solicitud.

https://asociaciondia.org/wp-content/uploads/2018/05/desempleo-2.jpg

El cobro de la RAI será compatible con el comienzo del trabajo por cuenta ajena a tiempo parcial, en cuyo caso, el importe de la RAI se reducirá en la parte proporcional al tiempo trabajado, y el período de la renta pendiente de percibir desde el comienzo de la actividad laboral, mientras se mantenga la compatibilidad, se ampliará en igual proporción.

Esta compatibilización se hará de forma automática desde el momento del alta del contrato laboral y tras la solicitud del trabajador en el SEPE de su inscripción como demandante de mejora de empleo.

En caso de alta de contrato de trabajo por cuenta ajena a tiempo completo o cuenta propia por tiempo inferior a 6 meses, percibirán una ayuda equivalente al 25 % de RAI durante un máximo de 180 días. En caso de trabajo por cuenta propia, la ayuda requerirá solicitud previa.

 

 Más información: Incapacidad temporal mientras tenemos derecho a una prestación por desempleo

 

Tarjeta de demanda de empleo

 

La tarjeta de demandante de empleo (DARDE) se solicita en la oficina del Servicio Público de Empleo de correspondiente según la localidad de residencia.

Para realizar la solicitud iremos acompañados del documento de identificación (DNI) y en el caso de ser extranjero también un permiso de residencia y/o trabajo. También debemos llevar la cartilla de la seguridad social y los justificantes de titulación profesional o académica para crear o actualizar nuestro expediente y se facilite que se nos pueda llamar para posibles ofertas laborales o formativas de acuerdo con el compromiso de búsqueda activa de empleo.

El alta como demandante de empleo se podrá hacer telemáticamente en la web correspondiente del Servicio Público de Empleo de la Comunidad Autónoma de residencia bajo ciertas circunstancias.

Estar de alta como demandante de empleo, además, nos será útil a la hora de la búsqueda de empleo, pues habrá empresas que soliciten la tarjeta DARDE para cubrir un puesto de trabajo debido a que existen bonificaciones a las empresas que realicen contrataciones a personas en situación de desempleo.

Programa de inclusión laboral para empresas

La renovación de DARDE se realizará cada 90 días, en caso de no hacerlo se suspenderán las prestaciones por desempleo a las que se tuviera derecho, además de causar baja como demandante de empleo.

La renovación se hará en la oficina correspondiente el día y en horario específico.

También es posible su renovación vía telemática desde la web del Servicio Público de Empleo correspondiente a nuestra Comunidad Autónoma de residencia, bien con DNI electrónico o con usuario y contraseña, que se puede solicitar en la misma oficina.

Estas dos últimas posibilidades nos facilitan la renovación, dando la opción a renovar incluso varios días antes de la fecha específica de renovación y en horario más amplio desde cualquier punto de España.

Sólo mientras se esté cursando alguna acción formativa de Formación Profesional para el Empleo la persona demandante de empleo se está exento de la obligación de renovar la demanda, se halla en “suspensión”, pero debe informar a su oficina si desea seguir recibiendo ofertas de empleo y volver a darse de alta en el momento de finalización del curso.