900 90 77 11 Teléfono gratuito de atención a víctimas y familiares info@asociaciondia.org

Mejorar la accesibilidad en edificios es algo obligatorio y necesario para garantizar la perfecta movilidad e independencia de las personas con discapacidad pero también para evitar posibles accidentes.

Normativa y Accesibilidad

A pesar de las innumerables Leyes y normativas que hacen obligatorio garantizar la accesibilidad universal en espacios públicos o en edificaciones de viviendas, Ley de Propiedad Horizontal, y de que existen especificaciones técnicas al respecto en cuanto a medidas y diseño, nos encontramos, a día de hoy, con situaciones urbanísticas no sólo insalvables en caso de tener movilidad reducida, sino que además pueden ser una posible causa de accidente.

Informes Periciales

No sólo se trata de hacer una modificación en los espacios para decir “ya lo hemos hecho accesible”, sino de que sea accesible de verdad.

Para ello sólo hay que tener en cuenta las especificaciones en cuanto a porcentajes de desnivel, espacios de giro, accesos y ubicación de obstáculos, que todo personal profesional dedicado a la realización de este tipo de obras y técnicos de los Ayuntamientos, responsables de otorgar las licencias necesarias para poder realizar las obras o de apertura de edificios y locales, deberían conocer.

Vamos a mostrar varios casos de “falsa accesibilidad” en los que la integridad física de cualquier persona con movilidad reducida puede verse afectada dado el riesgo de que se pueda producir un accidente.

Accesibilidad en la entrada de edificios o locales:

En muchos edificios se están eliminando escaleras en las entradas por solicitud de personas que residen en ellos (art. 10. b. LPH ) o simplemente por querer adaptarse a las nuevas exigencias de accesibilidad.

Sin embargo, muchas veces estas reformas más que ayudar y garantizar la accesibilidad se convierten en un gasto inútil por su imposibilidad de hacer uso de ellas sin ayuda, restando independencia del usuario con movilidad reducida, o incluso llegando a ser un peligro y motivo de accidente, siendo responsable en este último caso la Comunidad de Vecinos o titular del negocio.

Suscríbete a nuestro Blog

Requisitos necesarios para hacer una rampa accesible:

1.- Los tramos de las rampas tendrán una anchura mínima libre de paso de 1,80 m y una longitud máxima de 10 m.

2.- La pendiente transversal máxima será del 2%.

3.- El pavimento será duro, estable, antideslizante en seco y en mojado

4.- Se colocarán pasamanos a ambos lados de cada tramo de rampa. Además, serán continuos en todo su recorrido y se prolongarán 30 cm más allá del final de cada tramo.

5.- Al inicio y al final de la rampa deberá existir un espacio de su misma anchura y una profundidad mínima de 1,50 m libre de obstáculos, que no invada el itinerario peatonal accesible.

 

Y a pesar de existir especificaciones técnicas nos encontramos con situaciones peligrosas como:

https://asociaciondia.org/wp-content/uploads/2018/10/rampa-entrada-edificio-1.jpg

Rampa que incumple el % de desnivel, carece de barandillas de seguridad, apertura de la puerta hacia afuera invadiendo el espacio de acceso y pavimento no antideslizante.

https://asociaciondia.org/wp-content/uploads/2018/10/rampa-entrada-edificio-2.jpg

Rampa con % de desnivel superior al permitido y sin barandilla de seguridad a un lado.

https://asociaciondia.org/wp-content/uploads/2018/10/rampa-entrada-edificio-3.jpg

Rampa con % de desnivel superior al permitido, barandilla de seguridad no correcta de un lado y carece de barandilla al otro lado, escalón en la rampa.

 

Se trata de que todas las personas, en especial las personas con movilidad reducida puedan moverse de manera totalmente independiente y segura.

A todos los que tengan que realizar algún tipo de obra o reforma para mejorar la accesibilidad les recordamos que sólo tienen que seguir las especificaciones técnicas.

Información que te puede interesar:

Indemnización por los gastos de asistencia sanitaria futura derivados de un accidente

Perjuicio moral por pérdida de calidad de vida como consecuencia de un accidente