900 90 77 11 Teléfono gratuito de atención a víctimas y familiares info@asociaciondia.org

A pesar de la discriminación positiva que existe a la hora de la contratación de trabajadores/as con discapacidad nos seguimos encontrando con barreras en la integración laboral.

¿Existe de verdad la integración laboral?

 

Actualmente existen diversas ventajas a la hora de la contratación de trabajadores/as con discapacidad con la finalidad de romper con las barreras en su integración laboral: incentivos fiscales, subvención en la adaptación del puesto de trabajo, subvenciones para el apoyo en el trabajo…..

A pesar de todo eso nos seguimos encontrando con que los trabajadores/as con discapacidad siguen teniendo unos índices más bajos de contratación y altos de precariedad laboral.

Principales barreras en la contratación

 

Dar por supuesto la “incapacidad” de el/la trabajador/a para desempeñar el puesto de trabajo.

Existen muchos tipos de discapacidad de la misma manera que un/a trabajador/a sin discapacidad puede ser más o menos apto para el desempeño de un puesto de trabajo, sin embargo muchas empresas descartan a un/a trabajador/a por el simple hecho de tener una discapacidad sin pararse a valorar si esa discapacidad impedirá que se desenvuelva sin problema en las tareas a realizar.

Aún en caso de que el/la trabajador/a tuviera alguna dificultad para la realización del trabajo en la empresa es difícil que el empresario se plantee la adaptación del puesto de trabajo a pesar de existir subvenciones para ello.

La adaptación del puesto de trabajo permitiría a la empresa aprovechar las habilidades y conocimientos del trabajador con discapacidad pero la empresa lo ve como un inconveniente y prefiere prescindir de este/a trabajador/a aunque esté altamente cualificado/a.

Todo esto hace que muchas veces el/la trabajador/a con discapacidad se plantee si incluir o no en su cv la existencia de una discapacidad, en algunos casos puede ayudarle y en otros puede ser rechazado sin tener en cuenta su experiencia profesional.

Leer también  Reivindicaciones en el Día Internacional y Europeo de las Personas con Discapacidad

 

Sigue todas nuestras ofertas de empleo

Sigue todas nuestras ofertas de empleo

Una discapacidad no implica baja laboral

Otra de las barreras en la integración laboral es la creencia de que un/a trabajador/a con discapacidad está “enfermo/a” y que estará continuamente con visitas médicas y bajas laborales reduciendo la productividad deseada por el empresario.

Una discapacidad no implica que una persona tenga una enfermedad, una persona con discapacidad no está enferma.

Un/a trabajador/a con discapacidad de la misma manera que cualquier otro/a trabajador/a puede enfermar, pero en el caso del primero se presupone no ya que lo vaya a estar más, sino que ya lo está.

Habrá quizás trabajadores que debido al motivo de su discapacidad o a causa de ella necesiten mayores cuidados y revisiones médicas pero ello no conlleva que vaya a ausentarse más de su puesto de trabajo que otro trabajador.

¿Eres empresa? Contacta con nosotros para la integración de trabajadores con discapacidad

Trabajos de baja cualificación y precariedad salarial

Si echamos un vistazo a las ofertas laborales en las que se busca específicamente a trabajadores con discapacidad es fácil darse cuenta que son demandados para puestos laborales de baja cualificación: limpieza, jardinería….

No quitamos valor a este tipo de trabajos, porque son igual de útiles que los trabajos de mayor cualificación, pero lo que queremos destacar es que se demanda a trabajadores con discapacidad para empleos de baja cualificación porque se presupone que las personas con discapacidad carecen de conocimientos y habilidades para otro tipo de trabajos.

Si es verdad que el porcentaje de personas con discapacidad con educación superior es inferior debido a las barreras arquitectónicas en centros educativos o barreras sociales, por desgracia aún existentes, en las que en las propias familias no incentivan que sus hijos/as cursen estudios no obligatorios, pero ello no quiere decir que no exista personas con discapacidad con formación y cualificación para empleos más técnicos y de responsabilidad.

Leer también  Asociación DIA declarada asociación de utilidad pública

Muchos/as trabajadores/as con discapacidad que demandan puestos de empleo más cualificados se quejan de que no existe oferta laboral para ellos haciendo más difícil su integración laboral: enfermería, educación, ingeniería…..

Unido a los trabajos poco cualificados nos encontramos con la precariedad salarial de estos trabajadores. Se denuncia en muchas ocasiones la diferencia salarial existente entre hombre y mujer, pero nos olvidamos de la diferencia salarial entre un/a trabajador/a con discapacidad y un/a trabajador/a sin ella que desempeñan el mismo trabajo en la empresa apoyado por un Convenio que permite la existencia de esta discriminación salarial.

Inscríbete en nuestra bolsa de empleo si eres trabajador/a con discapacidad

Importancia de los Programas de Inclusión Laboral como el PIL de Asociación DIA

Desde Asociación DIA hemos creado el PIL, Programa de Inclusión Laboral, no sólo para ayudar a las personas que se inscriben en nuestra bolsa de empleo a encontrar un puesto de trabajo, también intentamos informar a las empresas ya no sólo de los incentivos a la contratación de los que se pueden beneficiar sino, además, romper los estereotipos existentes sobre los trabajadores/as y personas con discapacidad en general mencionados anteriormente, ya que al final son los que dificultan la integración laboral y social de las personas con discapacidad.

En estos momentos el PIL está cofinanciado por:

Y cuenta con la confianza de varias empresas para la integración laboral de las personas con discapacidad.