900 90 77 11 Teléfono gratuito de atención a víctimas y familiares info@asociaciondia.org

A día de hoy existe cuota de reserva para trabajadores/as con diversidad funcional y contratos específicos con beneficios y bonificaciones para el empresario/a, pero, a pesar de ello, sigue habiendo dificultades para el acceso al mercado laboral.

Diversidad funcional y sus barreras en el mercado laboral

 

A pesar de existir una normativa que obliga a la reserva de un 2% de la plantilla para trabajadores/as con diversidad funcional en empresas públicas o privadas con más de 50 trabajadores/as (Art. 42 Real Decreto Legislativo 1/2013, Texto Refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social) o de existir diferentes tipos de contratos específicos que incluyen, subvenciones, bonificaciones en las cuotas empresariales de la Seguridad Social dependiendo del sexo y  grado de discapacidad, y ayudas para la adaptación del puesto de trabajo (Tabla de bonificaciones por contrato a personas con discapacidad), la realidad actual es que sigue habiendo problemas para que las personas con diversidad  funcional accedan al mercado laboral.

En cuanto comenzamos la tarea de buscar un empleo, asalta la primera duda: incluir o no en el curriculum la existencia de una discapacidad.

El problema al incluir este dato surge si el empresario/a descarta ese curriculum, incluso sin dar la oportunidad a una entrevista, por el aún desconocimiento de las capacidades de las personas con diversidad funcional y los tópicos existentes sobre la productividad de este tipo de trabajadores/as (bajas por problemas de salud, absentismo por citas médicas, bajo rendimiento o escasa cualificación).

 

Asesoramiento a empresas en el Programa de Inclusión Laboral

Habitualmente, se suele recomendar no incluir que el demandante tiene un % de discapacidad a la hora de presentar un CV salvo que en particular se exija este requisito para una oferta de trabajo determinada.

 

Tipos de barreras para el acceso a un empleo adecuado

(% de personas con discapacidad de 16 o más años)

https://i2.wp.com/asociaciondia.org/wp-content/uploads/2018/05/tipos-de-barreras-diversidad-funcional-1.jpg?resize=458%2C342

 

Fuente: INE. Encuesta de Integración Social y Salud 2012. Barreras en la participación social

Formación y cualificación profesional.

 

Aunque a día de hoy ya es más fácil el acceso a la educación para las personas con diversidad funcional y el porcentaje de estudiantes en niveles de educación superior ha aumentado considerablemente gracias a ayudas como: exención en las tasas universitarias, mejoras de accesibilidad en los edificios, personal de apoyo en los centros educativos, posibilidad de educación a distancia, si es cierto que en personas de más edad existe este problema por las barreras existentes en décadas anteriores reduciendo sus posibilidades laborales a trabajos de baja cualificación.

Aún así, a pesar de que actualmente las personas con diversidad funcional cuentan con una mayor formación, el porcentaje con estudios universitarios se reduce a entre un 5-6%, habiendo optado la mayoría por la educación universitaria a distancia y el 63,5% de abandona sus estudios, un 18,5 % más que el resto de estudiantes.

Esto se ve reflejado en las ofertas de empleo que nos encontramos. El mercado laboral para las personas con diversidad funcional está principalmente destinado a trabajadores/as de poca cualificación profesional, ya que se da por supuesto la falta de formación para que puedan ocupar un puesto de trabajo de mayor cualificación.

Además, es más fácil encontrarnos con puestos de trabajos destinados a personas con diversidad funcional con un % de discapacidad bajo o una discapacidad que les permita realizar tareas de fuerza o no les limite en exceso la movilidad para realizar trabajos habitualmente de limpieza, jardinería, atención en gasolineras o tareas en cadenas productivas, entre otros.

 

Dificultades de acceso a un empleo adecuado según el nivel educativo

(% de personas con discapacidad de 16 o más años)

https://i2.wp.com/asociaciondia.org/wp-content/uploads/2018/05/nivel-educativo-diversidad-funcional.jpg?resize=300%2C165

 

Fuente: INE. Encuesta de Integración Social y Salud 2012. Barreras en la participación social

 

Es decir, aunque existe oferta laboral para cubrir puestos de trabajo por personas con diversidad funcional, estos puestos están destinados a discapacidades leves, siendo las personas con grandes discapacidades las que siguen sufriendo mayor discriminación a la hora de su incorporación al mercado laboral.

 

Bolsa de empleo para personas con diversidad funcional

 

Una mayor discapacidad, implicará, por lo general, más problemas de movilidad y requerirán de una mayor accesibilidad para desplazarse hasta el puesto de trabajo o dentro de la empresa y necesitarán de una mayor adaptación del puesto de trabajo (17,70 % reconocen tener problemas para moverse por los edificios frente a un 0,28% en el caso de personas con discapacidad). A ello le sumamos que, a pesar de existir ayudas para la adaptación del puesto de trabajo, es cierto que muchos empresarios/as son todavía reacios a tener que realizar modificaciones en su empresa y ayudar a la integración laboral.

 

 

Tipos de barreras para el acceso a un empleo adecuado

(% de personas con 16 o más años)

https://i0.wp.com/asociaciondia.org/wp-content/uploads/2018/05/tipos-de-barreras-diversidad-funcional-2.jpg?resize=721%2C253 

 

Fuente: INE. Encuesta de Integración Social y Salud 2012. Barreras en la participación social

 

Llama la atención el % elevado de personas con diversidad funcional que afirman tener falta de confianza en si mismos o por otras personas a la hora de buscar un empleo.

Esto sin duda se debe a la falsa creencia en la sociedad de la falta de capacidad de las personas con diversidad funcional, de su falta de aptitudes para el aprendizaje o independencia para realizar diversas tareas relacionadas con un puesto de trabajo.

Estas creencias, por desgracia, en algunas ocasiones son asimiladas por las propias personas con diversidad funcional y se ve reflejado en miedos para salir y enfrentarse al mercado laboral, sobre todo en empresas de trabajo ordinario y no tanto en centros especiales de empleo.

PIL Programa de Inclusión Laboral

 

En Asociación DIA de Víctimas de Accidentes a través de nuestro PIL Programa de Inclusión Laboral ofrecemos:

A Empresas:

  • Bolsa de empleo – Servicio de intermediación gratuito entre empresas y personas con diversidad funcional.
  • Asesoramiento para adaptación del puesto de trabajo.
  • Orientación sobre ayudas para la contratación de personas con diversidad funcional.

A Personas con diversidad funcional:

 

  • Cursos de formación.
  • Simulacros de entrevistas, talleres de búsqueda de empleo.
  • Asesoramiento de prestaciones por desempleo