900 90 77 11 Teléfono gratuito de atención a víctimas y familiares info@asociaciondia.org

Detenido el conductor que ayer asesinó a una joven de 17 años tras atropellarla y abandonarla a su suerte. La omisión de socorro debe penarse más duramente.

Cuando la omisión de socorro mata

Ayer nos llegaba la trágica noticia del atropello de una joven en el municipio de Fuente del Saz de Jarama (Madrid). Se trataba de una chica de 17 años que se dirigía al instituto. Un conductor la embistió con su coche y simplemente se fue, la dejó ahí tirada. La joven estuvo tirada en el lugar en el que este indeseable la dejó, agonizando dos horas hasta que otro conductor la encontró. Cuando los cuerpos de emergencias llegaron al lugar la menor ya había fallecido. Este energúmeno fue detenido anoche en el aeropuerto de Barajas cuando estaba a punto de abandonar el país rumbo a Argentina.

“Entran náuseas al ver el estado en que ha quedado el coche del conductor, abollado y con el cristal del parabrisas reventado…no hay palabras”. Para Francisco Canes, presidente de Asociación DIA y Fundtrafic El conductor detenido ha actuado en todo momento de manera consciente y con serenidad. Una persona que después de matar así a una chica tiene la sangre fría de huir y comprarse unos billetes para salir del país no puede sentir ningún tipo de arrepentimiento. Cuando le han pillado ya estaba subido en el avión, dispuesto a emprender una vida nueva. Estamos cansados de tanta la impunidad en los asesinatos viales: el conductor merece el peor de los castigos”.

Interpretaciones de la omisión de socorro

Elena Fernández Cuadrado, abogada y responsable del Departamento Legal de Asociación DIA nos aclara algunos matices sobre la omisión de socorro.

“Hay omisión de socorro cuando conociendo la existencia de una persona que se halla desamparada y en peligro manifiesto y grave no se le presta auxilio. Siendo este un delito tipificado por el Código Penal con un castigo que va desde la multa hasta un pena de cárcel que oscila entre los 6 meses y los 4 años. Los artículos 195 y 196 del Código Penal fijan para los casos más graves una pena máxima de 6 meses a 4 años de cárcel en aquellos supuestos en los que la persona que se halla desamparada (víctima de la omisión de socorro) ha sido también víctima de la imprudencia de la persona que le niega el socorro”.

Sin embargo, según Elena, las interpretaciones jurisprudenciales de estos Artículos no son siempre las ‘más adecuadas’ al “absolver en ocasiones a la persona responsable de un accidente que se da a la fuga por considerar que, ya sea por tratarse de una vía pública o por estar la víctima acompañada, ha podido ser auxiliada por una tercera persona o por una ambulancia o en ocasiones por no resultar una lesión muy grave, aunque el comportamiento haya sido el mismo: no prestar el socorro debido”.

¿Qué tipo de persona es capaz de atropellar a alguien y fugarse del lugar?

 

Desde nuestra asociación nos preguntamos:

¿Atropello o asesinato? ¿Quién es capaz de dejar morir a una PERSONA que acaba de atropellar? ¿A una joven de 17 años que iba camino del instituto? ¿Quién puede tener la sangre fría de no ayudar a una persona herida?

A la mayoría de las personas que tengan la mínima empatía nos resulta inexplicable imaginar cómo alguien puede dejar a otra persona tirada a su suerte después de haberle provocado un daño, en este caso un atropello que terminó siendo mortal.

Silvia Sánchez Polo, psicóloga colaboradora con Asociación DIA habla de “una conducta fría y calculada”. “Las reacciones varían de una persona a otra. Sin bien es cierto que ante ciertas situaciones traumáticas la persona puede sentir un bloqueo, lo habitual es que tras el bloqueo aflore la conciencia, y como en otros casos, la persona se entregue y confiese lo que ha ocurrido”.

La actitud de coger un vuelo para irse a otro país “es una clara conducta de escape, de evitación de las consecuencias por el miedo al castigo. El conductor detenido buscaba en otro país (Argentina) un lugar seguro en el que no es culpable de nada” según Silvia, “desconozco si esta persona tiene algún tipo de patología, pero sin duda, ha demostrado una auténtica falta de empatía, ética y moral”.

 

Asegurar que la delincuencia vial tenga castigo

Desde Asociación DIA nos preguntamos -de nuevo- ¿es un castigo justo? ¿es suficiente? En muchos casos la omisión de socorro está DIRECTAMENTE relacionada con consecuencias MUY negativas y en ciertos casos IRREVERSIBLES para las víctimas.

Cambiar la aplicación de la norma que castiga la omisión de socorro es una reivindicación que se viene defendiendo desde hace años por parte de colectivos de usuarios y de víctimas. El año pasado fue especialmente trágico para el colectivo ciclista, unos de los grupos más afectados por la omisión de socorro. A través de la campaña #porunaleyjusta, Anna González, esposa de un ciclista al que el conductor de un camión atropelló mortalmente y dejó tirado en el arcén, pedía la modificación de la regulación de los delitos de omisión de socorro, de modo que casos como el de su marido no den lugar a la interpretación de ‘no omisión’ por el hecho de que este falleció en el acto, tras la embestida del camión. El conductor del camión nunca llegó a cumplir condena, pues el ciclista falleció en el acto y la ley no considera esto como ‘omisión de socorro’. Pero… ¿el camionero sabía esto cuando DECIDIÓ seguir adelante? Evidentemente NO. Anna González recogió 200.000 firmas, que llevó al Congreso, para reivindicar una reforma que recogió algunas simpatías a nivel político pero que, a día de hoy, no se ha traducido en ninguna modificación del Código Penal.

Además, “con la última reforma del Código Penal se eliminaron las faltas y el concepto de imprudencia leve pasando a hablar de imprudencia grave y menos grave aclara Elena Fernández Cuadrado, por lo que “es posible que alguien cause la muerte o una lesión grave a otra persona por una imprudencia y no cumpla ningún tipo de pena de cárcel”.

 

Desde nuestra asociación pedimos que se revisen todos estos aspectos en la vigente legislación, para que por lo menos las víctimas y sus familiares puedan encontrar algún tipo de reparación en la justicia.

Todo nuestro apoyo a la familia de la joven y todo el peso de la justicia para él